Believe In Your Infinity Power | Dalexa Fernandez

Believe in Your Infinity Power…

Mi madre me dio a luz a sus 19 años, ella era secretaria y mi padre obrero. Crecí en una urbanización de clase trabajadora, con algunas dificultades económicas en mi ciudad natal Guanare, Venezuela.

Cuando era niña,  sentía algo dentro de mí que me decía: Tú eres más grande que cualquier circunstancia.

 Y, sin lugar a dudas, el ambiente donde crecí me marcó hasta tal punto, que determinó lo que sería mi futuro.

Tenía tan solo 9 años cuando en la escuela realizamos una tarea sobre el petróleo. Aquello fue el comienzo de mi historia de liderazgo y transformación.

Recuerdo que, en Venezuela, se veía a los ingenieros de petróleo como personas libres, que viajaban y con buena posición económica. Fue ahí cuando la niña que yo era decidió que sería Ingeniera de Petróleo.

Durante mi infancia, nunca perdí de vista la posibilidad de vivir una vida diferente a la que aparentemente ya estaba decidida para mí.

Mi objetivo de estudiar, lejos de decaer, se intensificaba día a día.

Decidí mudarme a Maracaibo para poder cursar la carrera que cambiaría mi vida. Allí estaba la Universidad del Zulia, a 6 horas de mi ciudad natal. Pero, ante mi poderosa determinación, eso no fue un impedimento para mí.

Yo quería demostrar a mi familia que si se podía y que había un mundo de posibilidades esperando por mí. A los 17 años, ingresé en la universidad, estudié y logré hacer mis pasantías en Petróleos de Venezuela (PDVSA), y empecé a trabajar antes de obtener mi título universitario.

El día que tuve mi diploma de ingeniera en mis manos confirmé que los sueños se hacen realidad, mi felicidad en ese instante recorría todo mi cuerpo y me sentía poderosa.

A mis 24 años tuve la oportunidad de ir a trabajar a México y supe que sería un giro trascendental en mi trayectoria profesional.

Acepté y empecé a trabajar como consultora. Mi afán de seguir creciendo permanecía intacto y quise hacer un postgrado en Houston, aunque primero debía superar otro desafío: aprender inglés.

Dos años más tarde, me mudé y estudié inglés en la Universidad de Houston.

Muchas veces me sentí frustrada por no poder comunicarme, ni saber que me estaban diciendo.

Superado el tema del idioma, inicié mi MBA enfocado en Negocios Internacionales y Manejo de Sistemas. Durante dos años, combine los estudios con mi trabajo como Project Manager.

En ese entonces mi rutina era planificar y ejecutar proyectos petroleros. ¡Y lo logre!

Soy una venezolana, que consiguió culminar un MBA en los Estados Unidos, en Houston la capital mundial del petróleo.

Hoy puedo ver como mi historia personal me ha permitido formarme para inspirarte, apoyarte y mostrarte que todo es posible, que sí yo pude conquistar los sueños de mi corazón, tú también puedes.

No hay nada imposible porque tienes un poder infinito, créelo: Believe in Your Infinity Power, Your Heart! 

1 Comment

  1. Oscar Rincon

    Superrrr

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

6170cookie-checkBelieve in Your Infinity Power